Make your own free website on Tripod.com

Europa y EEUU, contra el proteccionismo coreano

 

Regresar a contenido 

 

MADRID.- En Corea del Sur se da una paradoja de la que se quejan periódicamente los fabricantes europeos y estadounidenses. Y es que mientras los constructores coreanos se aprovechan de la apertura de estos dos mercados, el suyo es, en la práctica, «cerrado e injusto» para los automóviles extranjeros.

Así lo han vuelto a denunciar la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA) y el Consejo de Política de Comercio de Automóviles (ATCP), que engloba a las principales marcas estadounidenses.

Incluso los primeros están considerando la posibilidad de poner en marcha una normativa, con el beneplácito de la Comisión Europea, que penalice a los países que impongan obstáculos a las importaciones europeas, según ha declarado Thierry Proteau, portavoz de la ACEA. Por otra parte, tanto el presidente de la ATCP, Stephen Collins, como el secretario general de la ACEA, Camille Blum, recuerdan que «durante una década hemos intentado ofrecer nuestros coches a los consumidores coreanos, pero los resultados han sido desastrosos. En 1999 sólo se vendieron en este país 2.400 vehículos extranjeros, mientras que Corea exportó un millón a Europa y EEUU».

Para ambas asociaciones, las prácticas de comercio coreanas son «inaceptables», por lo que reclaman al Gobierno de este país «una política de impuestos más justa» para los fabricantes extranjeros. También denuncian que los esfuerzos «anti-importaciones» realizados por las autoridades, que califican la compra de coches no nacionales como «antipatrióticas y extravagantes», intimidan al usuario coreano.

Regresar a contenido

http://www.el-mundo.es/2000/03/23/motor/23N0129.html